Marihuana y otras sustancias

El uso de marihuana es muy frecuente entre jóvenes que han presentado una psicosis o que están en riesgo de presentarla. Presentamos aquí información importante sobre las características y riesgos  de esta sustancia.

¿Cuál es la situación actual del consumo de marihuana en Chile?


El consumo recreacional de marihuana ha aumentado en Chile durante los últimos años, sobre todo en la población de jóvenes menores de 30 años. Por lo mismo, una parte importante de las personas que han presentado un episodio de psicosis han consumido marihuana, ocasional o regularmente, a lo largo de su vida.




¿Tiene algún riesgo el consumo de marihuana y sus derivados para los jóvenes entre 15 y 25 años?


Hasta los 20 – 25 años, aproximadamente, el cerebro se encuentra en pleno proceso de maduración. Sustancias como la marihuana pueden afectar este proceso, alterando el desarrollo adecuado de las conexiones neuronales, y produciendo una mayor predisposición al desarrollo de síntomas psicológicos y psiquiátricos.




¿Qué efectos puede producir la marihuana? ¿Qué factores influyen en el efecto?


Los efectos de la marihuana son variables y dependen de varios factores.

Hay factores individuales relacionados con la persona que usa la sustancia. Con marihuana, algunas personas sólo presentarán efectos subjetivos positivos como sensación de “relajo”, mayor creatividad u otras sensaciones placenteras. Sin embargo, otras personas pueden experimentar sensaciones desagradables como aumento de angustia, sensación de ser observado, de estar en riesgo de ser dañado por otros y en casos más extremos, experimentar voces o ruidos de personas que no están a su alrededor (alucinaciones). Este efecto variable es consecuencia de diferentes vulnerabilidades biológicas cerebrales que las personas tienen.

Los otros factores que influyen en el efecto de la marihuana están relacionados son su potencia y la frecuencia en que se use.

La potencia está determinada por el porcentaje de delta-9-tetrahidrocannabinol (Δ9-THC), que contenga la marihuana que se utiliza. A mayor porcentaje de THC, mayor potencia. Se estima que una marihuana es de alta potencia cuando su composición de THC es mayor a 15%. A mayor potencia, mayor es el riesgo de desarrollar efectos adversos a su uso como son la dependencia o los episodios psicóticos.

La frecuencia de uso de la marihuana también influirá en su potencial efecto negativo. A mayor frecuencia, más riesgo de los efectos adversos ya señalados.




¿Y qué pasa con otras sustancias?


El consumo de otras sustancias es frecuente en jóvenes. El uso de cocaína, pasta base de cocaína, estimulantes como el éxtasis, o alucinógenos como el LSD, puede darse en un proceso de exploración. Muchas personas tendrán un consumo único, pero otras pueden presentar efectos secundarios negativos o desarrollar una adicción.

En el contexto de prevenir el desarrollo de una psicosis, o de evitar recaídas, si es que la psicosis ya se ha presentado, se debe evitar este tipo de sustancias para evitar síntomas adversos, tanto de intoxicación aguda como de dependencia.

Es muy importante que las familias generen espacios de dialogo en torno al uso de sustancias. Recoger dudas y acoger a las personas que presenten un consumo problemático puede ser muy importante para favorecer el inicio de un tratamiento, sobre todo si hay síntomas de psicosis asociados al consumo.





Los invitamos a revisar también las siguientes notas para familiares y amigos 

logo-horwitz-en-blanco.png

Programa de intervención Temprana en Psicosis. 

- Unidad de Primer Episodio Psicótico (Sector 1).

- Unidad de Seguimiento Comunitario.  

Instituto Psiquiátrico Dr. José Horwitz B.

Avenida La Paz 841, Recoleta

Santiago, Chile