Depresión, jóvenes y familias.

La depresión es una de las enfermedades más conocidas que afectan la salud mental de las personas. Muchas veces una depresión puede aparecer en las etapas iniciales de una psicosis o presentarse después de un episodio psicótico. Esta entrada busca dar más información sobre lo que es la depresión y aclarar las dudas que puedan surgir sobre sus características y tratamiento.

¿Qué es la depresión?


La depresión afecta a un número importante de personas en el mundo.

Muchas veces se utiliza ese nombre para describir la tristeza o los cambios en el ánimo asociado a situaciones estresantes de la vida diaria, pero no se trata de lo mismo.

La depresión es un síndrome que afecta varias áreas del funcionamiento de las personas, incluyendo:

  • el ánimo (sensación de tristeza que se mantiene por semanas),
  • la motivación o ganas de hacer cosas y,
  • la capacidad de disfrutar.

También puede afectar otras áreas como la capacidad de pensar adecuadamente o tomar decisiones, produce sensación de falta de energía, problemas para dormir, desinterés en la sexualidad, pensamientos de culpa o de baja autoestima, cambios en el apetito, entre otras cosas.

Se trata de un problema de salud serio, que produce sufrimiento en las personas que lo padecen y en sus familiares, y que puede estar asociada al suicidio. En jóvenes, esto es particularmente importante porque el suicidio representa la segunda causa de muerte después de los accidentes.




¿Qué hace que las personas tengan una depresión?


Como la mayoría de los trastornos psiquiátricos y enfermedades médicas, la depresión aparece como resultado de una interacción compleja entre factores biológicos, que incluyen el riesgo genético, y factores psicológicos y ambientales o sociales. Si se reúnen las condiciones ambientales suficientes y una mayor vulnerabilidad individual, entonces surge la enfermedad.




¿Existen condiciones en Chile que nos hacen más propensos a desarrollar este tipo de enfermedades?


Según la Organización Mundial de la Salud, en Chile casi un millón de personas sufren trastornos depresivos.

Hay factores muy precoces asociados a mayor riesgo, como son la falta de estimulación temprana o y la ausencia de relaciones afectivas seguras en los bebés y niños. Otras situaciones que aumentan el riesgo son la exposición a violencia física y/o verbal, la falta de oportunidades y de entornos adecuados para el aprendizaje y la ausencia de estimulación en el amplio sentido de la palabra.

En la medida que las personas avanzan en la edad se suman otros factores, como son, el abuso de drogas, el alcohol, la exposición a hechos traumáticos, la marginación social, entre otros.




¿Por qué motivo las mujeres tienen mayor tendencia a desarrollar depresión?


La depresión se presenta con mayor frecuencia en mujeres (5,1%) por sobre a los hombres (3,6%).

Esto obedece a múltiples factores, que incluyen la biología y los determinantes ambientales.

Hay que tomar en cuenta que, en nuestro país, las mujeres sufren de mayor exclusión, de menores oportunidades de desarrollo laboral y personal, de sexismo, que es la actitud de infravalorar las capacidades de una persona por su género.

Lamentablemente, tenemos frecuencias elevadas de violencia de género, de discriminación en los trabajos, de diferencias de sueldos sólo por ser mujer, de menor participación en puestos de decisión.




¿Cómo se realiza el diagnóstico de los trastornos depresivos?


El diagnóstico se realiza mediante una entrevista en la que se evalúan los distintos aspectos que están involucrados en este trastorno. Esta entrevista puede ser realizada por profesionales de salud general o más especializados en salud mental.




¿Cuáles son los principales tratamientos existentes?


Los tratamientos deben ser integrales y considerar todos los factores que puedan influir en las personas a quienes se les diagnostica una depresión.

Las medidas preventivas son muy importantes. Sabemos que el deporte, las actividades sociales, la alimentación adecuada, y los ambientes libres de violencia ayudan a prevenir la aparición de estos cuadros.

El tratamiento debe tener una mirada amplia y abarcar distintos aspectos. Por un lado, evaluar factores de riesgo sociales o ambientales que pudieran estar contribuyendo a la aparición o mantenimiento del cuadro (por ejemplo, falta de trabajo, problemas familiares, dificultades laborales, entre otros). También se deben evaluar otros factores como enfermedades médicas (hipotiroidismo, dolor crónico, etc), consumo de drogas, y características psicológicas predisponentes y que puedan determinar cambios de ánimo.

En casos moderados o severos se deberían utilizar medicamentos. A eso se pueden agregar tratamientos psicológicos (psicoterapia), o la combinación de ambas.

En Chile, el tratamiento de la depresión está cubierto por el sistema de Garantías Explícitas en Salud GES (ex AUGE). Eso es muy importante, porque garantiza acceso a tratamiento para todas las personas, independiente del sistema de salud que tengan.




¿Cuáles son las principales formas de prevenir de la depresión?


La prevención incluye medidas en varios niveles.

Desde las entidades estatales, se previene con:

  • Políticas de inclusión, de educación y estimulación en los primeros años de vida (programa Chile Crece Contigo es un ejemplo), de prevención de violencia, de prevención de abuso de sustancias.
  • También programas de detección e intervención precoz en jóvenes, que necesariamente pasan por hablar de salud mental abiertamente, por desestigmatizar. También por estimular el deporte, los hábitos saludables.

A nivel más personal, aplican muchas de las medidas preventivas descritas, pero también tratar factores psicológicos predisponentes, experiencias traumáticas, y consultar precozmente.

La consulta temprana es clave, pues permite realizar un tratamiento en forma oportuna, evitar mayor aumento de síntomas, y permitir una reinserción social más rápida.




¿Qué puedo hacer si reconozco los síntomas en uno de mis cercanos?


A veces puede ser difícil contar sobre las emociones y temas privados, pero hablar con alguien de confianza puede ser el primer paso para iniciar un tratamiento. Fomentar espacios de conversación entre familiares y amigos puede favorecer que las personas decidan acudir con algún profesional de salud. Cuando se trata de jóvenes y adolescentes, escuchar activamente, sin realizar juicios y tratando de entender las conflictivas de sus periodos vitales puede ser de mucha ayuda.

Como ya antes se mencionó, las evaluaciones profesionales pueden realizarlas personal de salud (psicólogos/as y/o médicos generales) en el centro de salud correspondiente al sector donde vivan. A veces se necesita de más de una entrevista para poder realizar el diagnóstico. Si su sistema de salud es privado puedes solicitar una hora de evaluación con algún psicólogo/a o médico general para que realice una primera evaluación.




¿Necesitas más información?


http://web.minsal.cl/dia-mundial-de-la-salud-2017-depresion-hablemos/

http://www.achid.cl

www.depresionenadolescentes.cl

Puedes también llamar a Salud Responde, al teléfono 600 360 7777





Los invitamos a revisar también las siguientes notas para familiares y amigos 

logo-horwitz-en-blanco.png

Programa de intervención Temprana en Psicosis. 

- Unidad de Primer Episodio Psicótico (Sector 1).

- Unidad de Seguimiento Comunitario.  

Instituto Psiquiátrico Dr. José Horwitz B.

Avenida La Paz 841, Recoleta

Santiago, Chile